Uncategorized

Sexo en el hospital

Aunque a veces me levanto con mi ropa interior toda mojada, al menos en mis sueños me descargo, le dije. Si, claro, sos la persona que mas me conoce en el mundo, le dije irónicamente, pero era la verdad, no recordaba abrirme con nadie de esta forma. Cami me encantaría darte placer, y obviamente disfrutarte, si no te molesta y perdona si te falte el respeto, me dijo.

Me saqué las zapatillas, me bajé el pantalón, desabroché la camisa. Esa noche llevaba ropa interior roja. Me miro por un buen rato de arriba a abajo, me dijo lo perfecta que era y me pidió que me suba a cama. Ponete en cuquillas sobre mi cara. Lo hice, con mi manos me agarré del respaldo de la cama, puse mis pies al costado de su cabeza, y mi vagina sobre su cara. Comenzó a pasar su nariz por mi tajo, sentía como su nariz subía y bajaba entre mis labios vaginales.

Luego con su lengua, hizo los mismo movimientos, subiendo y bajando, era una lengua bien larga y carnosa, se sentía increíble entre mis labios. Sentía como me mojaba y se tragaba todos mis jugos vaginales, había pasado tanto tiempo que había estado con un hombre, estaba a punto de acabar pero me contuve, quería seguir disfrutando. Luego su lengua buscó mi orificio, empezó con movimientos circulares, para luego empezar a penetrarme con su lengua, empecé a gemir, me había olvidado que estaba en un hospital, o no me importaba solo deseaba disfrutar ese momento.

Dejo de penetrarme con la lengua para empezar a lamer toda mi concha, que era rosadita, y sin pelos, la tenía completamente depilada. Me la devoraba con su boca. Ya mis gemidos eran gritos de placer. Su lengua jugaba con mi clítoris, luego me lamia mis labios y volvía a penetrarme mi orificio vaginal, y lo volvía a repetir, lo hizo varias veces, con desesperación como si fuese un animal muerto de sed.

No aguantaba mas, con mis muslos apreté su cabeza con mucha fuerza y estallé. Di un grito de desahogo y acabe sobre su boca. Mi cuerpo se desplomó, de no estar arrodillada sobre la cama y agarrada del respaldo de la cama, me hubiese desplomado. Se bebió todos mis jugos, hasta dejarme completamente seca.

Salí de la cama, y pude ver de reojo, su miembro completamente erecto, era algo anormal. Medía cerca de 23 o 24 cm, muy gordo, que no podría cerrar mi mano si lo agarraba, una cabeza mas grande que su tronco, y venas que recorrían todo su miembro.

Pillan a un médico practicando sexo en el hospital

Me acomodé en la posición 69 y comencé a masturbarlo. Al principio solo usaba una mano, pero luego usé mis 2 manos y lo masturbé con mucha fuerza. Javier gemía, y me encantaba darle placer después de lo que había hecho por mi. Con la punta de mi lengua recorrí todo su miembro, le pasaba la lengua por todos lados.

Chiste Sexo en el hospital

Salí de la posición 69, y me puse entre sus piernas, agarré con mis manos su huevos y empecé a acariciarlos y apretarlos fuertemente, se los amasaba, y Javier volaba de placer. Luego empecé a chuparle los huevos, a acariciarlos con mi lengua, recorrí con toda mi lengua su pene. Javier aguanto hasta que me vine y a los segundos eyaculó completamente, sobre mi vagina, estomago, y parte del chorro llegó hasta mi mentón, era un cantidad increíble de leche.

Me tome unos segundos, me levante y ya parada sobre el piso le lamí toda la leche que tenía Javier sobre su cuerpo, le lamí su miembro, huevos, piernas, abdomen, fue increíble la cantidad de semen que largó. No podía creer lo puta que había sido, no me imaginaba tragando leche de esa forma. Tome una toalla, la humedecí, y lo limpie lo mejor que pude. No me limpié. Me vestí, y le di un beso en sus labios, gracias, lo necesitaba le dije.

No creo, la Micaela que conociste, no es la Micaela de siempre o tal vez si, pero la tengo que controlar le dije. Por dentro pensaba, en que me encantaría volver a verlo, pero a la vez sabía que esa experiencia tan perfecta, tan espontanea, sería imposible de repetir y no quería que se vuelva sexo monótono.

Terminé mi guardia, unas cuantas horas después. Fui al vestidor, me sentía muy sucia, estaba pegoteada, por varias partes de mi cuerpo.

Doctor tiene sexo con la enfermera de guardia en el hospital

Me cambié y fui a mi casa. Abrí la ducha, entré a bañarme y comencé a masturbarme parada pensando en Javier. Y esta vez pude acabar sin problemas. Skip to content. Inicio Preguntas? Sobre Mi Contacto. Esta experiencia sucedió en el mes de abril, casi mayo. Le respondí que no, que tengo asignado el segundo piso solamente. La habitación se encontraba al final del pasillo hacia la izquierda saliendo del ascensor. Soy Micaela, soy médica, me estoy especializando en Psiquiatría, y trabajo en el segundo piso.

Un gusto Micaela, pasaron muchas mujeres a verme pero ninguna tan hermosa. Me dijo. Me sonrojé nuevamente.

Así te tratan las enfermeras de un hospital privado

Solo asentí, como tonta. Me preguntó. Comenzó a reírse nuevamente. Me tomo por sorpresa la pregunta pero lo tome tranquila. Mica puedo decirte asi? Me pregunto.

AHS Coven - Zoe Kills The Frat Boy

Ni lo pensé, solo conteste: Haceme un favor, sacame la almohada y desnudate. Solo cerré los ojos y me dejé llevar. Estuvimos en silencio unos cuantos minutos y me reincorporé.

No me lo pidió, ni siquiera habló. Yo te agradezco preciosa. Voy a dormir como un bebé y se rió. Te voy a volver a ver me pregunto. Me dijo Javier. Le sonreí y me fui. Post Author: Sitio web. Subscribirse a la notificación de nuevos comentarios. Cora tiene setenta años y fue una aguerrida militante del partido comunista hasta hace unos años, Implementan ridícula norma en farmacias de La Habana. Comprar los equipos cuesta demasiado caro para un bolsillo promedio.

La señal digital en Cuba no El método para "asignar" un teléfono fijo utiliza la envidia y el oportunismo. Por iniciativa de Fueron carne de cañón, hoy son carne del olvido. Ex combatientes cubanos: En ninguna asamblea se informó de cómo va la implementación de los lineamientos del pasado Congres El monopolio oficial de las telecomunicaciones se enfrenta a Llegó a La Habana hace 15 años.


  • buscar amigos por numero telefono facebook.
  • muntaner gran via?
  • Exclusiva: Así son las operaciones de cambio de sexo en el hospital de La Paz | Diario YA.
  • sexo oral gratis.
  • reflexiones para una mujer soltera.
  • Deja tu comentario.
  • app para ligar y conocer gente.

Se pregunta quiénes son esos nuevos ricos de Nuevo Vedado, descono A continuación quiero compartir con ustedes un breve fragmento de un texto de ficción en el que Ya casi nadie recuerda al encargado en esta época. Aquel personaje, era como el cacique del edific En medio de subsidios que se esfuman, derrumbes que demandan con urgencia la reconstrucción de La Por encima del muro que divide nuestros patios, el vecino me llama y me dice que sus hijos adolesc Por razones que desbordan nuestra idiosincrasia, los cubanos somos propensos a simplificar el cuad Hemeroteca Lista de todas las categorías Netiqueta Mapa del sitio Contactar.

La sociedad cubana El dolor de Cora. La venta del hipoclorito. La señal digital no llega a lo…. Teléfonos revolucionarios. Ancianos desamparados en el Ho…. Si las medallas se comieran.